sábado, 29 de octubre de 2011

"A los chicos no les gusta estudiar"

Hoy estuve leyendo un reportaje a Francesco Tonucci, poético, me siento un poco mejor, hay muchos como yo que nos cuestionamos las formas de "educar", las formas de ver esta realidad compleja que nos rodea, esta realidad que para cada uno tiene un color diferente, un olor diferente, y sensaciones diferentes.
Me encanta, la gente que no se deja convencer tan fácilmente, me gusta por que sobrevivió a la escuela, se resistió a la costumbre de reproducir.
Cuando era chica mi papá siempre me decía, ¿no aprendiste nada en la escuela?, eso significaba que yo estaba haciendo algo distinto a lo establecido a lo esperado, irónicamente me encantaba escuchar esa frase, significaba que estaba pensado, que estaba haciendo lo que quería y no lo que me decían que tenia que hacer.
Me preocupa que a los chicos no les guste ir a la escuela, hace un tiempo que me cuestiono ¿por que lo chicos padecen la escuela? o por lo menos la mayoría de ellos, es una contradicción que a los chicos les guste aprender, pero no les guste estudiar... ¿Sera que no les gusta estudiar? o que no les gusta repetir aquellas cosas que les enseñan como verdades absolutas, sin derecho a opinión, sin importar para que sirven o de donde las sacaron o por que las tienen que aprender.
¿Sera que a los chicos no les gusta estudiar? Primeramente habría que plantearse como se motiva a los chicos en la escuela para que quieran aprender lo que "tienen" que aprender, seria interesante que en las aulas haya mas dialogo, y menos dictado, Tonucci dice que... "la escuela debería empezar siempre con la escucha y no con la propuesta. El docente debería dar la palabra por que esta interesado en saber lo que piensan sus alumnos", (y yo agrego) y no tanto para ver si pueden repetir o reproducir lo que dijo o "enseñó". "Todo lo que piensan lo ponemos sobre la mesa y empezamos a trabajar, trabajamos sobre lo suyo y no sobre lo mio" continua Tonucci. Vengo pensando hace tiempo sobre estas cosas, esto, no es solo indagar ideas previas, o saber cuanto "aprendieron" el año anterior sobre tal o cual tema, esto es escuchar, los alumnos son personas con un bagaje de información maravilloso, con una mirada de al vida diferente a la nuestra, cada uno de ellos, pero todavía se sigue pretendiendo que los alumnos sigan al maestro. El maestro no debería ser alguien a quien seguir, debería ser quien guíe a los alumnos a descubrir quienes son, como piensan, como operan, a explotarse y explorarse a si mismos, pero es difícil, por que los docentes vienen de una escuela "normalizadora" una corriente de pensamiento que pretende hacer a todos normales, (o lo mas normales posible). Tonucci refleja esto en una viñeta que creo es una de las mas reflexivas, filosóficas, y con valiosísimo contenido de relevancia social, fantástica!!!






Además este maravilloso observador dice "Para nosotros lo normal es lo que se nos parece mas; el distinto es malo, preocupante y tenemos que recuperarlo, ¿recuperarlo a que? A la normalidad, es decir, hacerlo como nosotros". La escuela es un espacio artificial, lo repetimos, todos lo sabemos, lo analizamos, pero ¿nos animaremos cambiarlo en algún momento para que se convierta en un espacio mas natural o real? parece ser que los docentes o algunos de ellos se están cuestionando estos asuntos, pero el cambio da miedo, y al fin de cuenta es mucho trabajo, por lo menos así como estamos la gente sigue "viviendo", se sigue "educando", escuche decir por ahí.
A mi me sigue preocupando, sobre todo cuando tengo experiencias con chicos y me quedo pensando... Por ejemplo cuando le pregunto a una nena de 6 años, por que no escribió nada en la clase de tecnología, (mas allá de que por dentro pienso que en una clase de tecnología ¡se podrían hacer tantas cosas! lo que menos se me ocurre es escribir) y ella muy despachada me contesta: por que no tenia ganas. ¿que se le puede decir a un chico de 6 años que no tiene ganas de escribir? pero por que en realidad no le interesa lo que "tiene" que escribir. Me preocupa en sobremanera cuando una nena de 11 años me dice que tiene miedo por que la prueba que la seño le va a tomar es "para pensar", y me quedo pensando... ¿no seria bueno que la maestra le enseñe a la nena que una persona piensa todo el tiempo?, y entonces las otras pruebas que le tomaron ¿para que eran?



Evidentemente la situación no es tan simple ni sus consecuencias tan inocuas. Al que es revoltoso, hay que darle una "pastillita" para que no moleste, al que es desordenado hay que bajarle las calificaciones para que se organice, al que es abúlico o apático hay que mandarlo al psicólogo, al que es hipodotado hay que mandarlo al psicopedagogo, al que no le da la cabeza hay que mandarlo ala particular, al que es tímido...., al que es maleducado..., al que es prepotente..., al que es verborrágico..., y así la lista sigue obviamente según el criterio del docente o la mirada del mismo, y si a todos hay que mandarlos a "alguien" para que los ayude, ¿para que esta la escuela? la respuesta podría ser: Para los que "siguen" a la maestra, y esto me preocupa mas, ¿cuantos la siguen?.



La realidad es mucho mas compleja que la mirada de un maestro, esta teñida de una mirada personal que hace que cuando consideramos esa mirada del otro, enriquecemos la nuestra, esto parece ser difícil, cuando la perspectiva del adulto se considera mejor o mas valiosa que la del niño, del adolecente, e incluso en le nivel superior del adulto que esta en condición de alumno.



Seria interesante replantear el papel de los psicologos, de los psicopedagogos, y de las maestras particulares, seria interesante pensar en traerlos dentro de la escuela, pero no para ver que problema tienen algunos (o muchos) que no siguen a la maestra, sino para ver de que manera deberia trabajar la escuela para que el docente pudiera seguir a los alumnos. Y es que eso es complejo y dificil, y costoso. Es mas facil, cuando los chicos tienen que seguir al maestro, ¿mas facil para quien? obviamente, para el maestro, ¿y los chicos? que vayan al psicologo, al psicopedagogo, a la particular y al Psiquiatra.

4 comentarios:

  1. El reportaje a Tonucci no tiene desperdicio, el vinculo es: http://www.me.gov.ar/monitor/nro7/entrevistaft.htm

    ResponderEliminar
  2. Andrea: Una vez más me parece excelente (¡¡¡EXCELENTE, CON MAYÚSCULAS!!) tu reflexión, que, creo, en el fondo, nos invita a pensar más bien QUÉ ES LO QUE PASA CON LOS MAESTROS, como para poder tener unas cuantas respuestas respecto a LO QUE PASA CON LOS ALUMNOS... sin que esto signifique "echar las culpas al docente", pero sí hacerlo cargo de sus responsabilidades.
    Y volvemos, mi estimada, a una cuestión crucial (o dos): ¡QUÉ ESTÁ PASANDO CON LA FORMACIÓN DOCENTE "DE GRADO"? y ¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LA CAPACITACIÓN DE LOS DOCENTES EN SERVICIO?
    La respuesta a ambas preguntas es una sola, corta, breve y dolorosa: MUY POCO, A VECES NADA...
    Con el mayor afecto
    Miguel A. Ricci (Paraná / Entre Ríos)

    ResponderEliminar
  3. El dibujo que publicas es uno de mis preferidos para usar como disparador en charlas formales e informales con docentes...Muy ilustrativo no? Coincido con vos Andrea y con Ud. Prof. Ricci. Maria Gabriela.

    ResponderEliminar
  4. Ante todo felicitaciones Andrea! Es muy alentador encontrar colegas con quienes identificarse. Creo que la clave, si bien no hay recetas, es seguir aprendiendo a mirarse uno mismo y mirar las practicas de los otros y sin juzgarnos o juzgarlos ( ni enojarnos, jaja) analizarse, analizar y preguntarse y preguntar; cuestionarse y cuestionar. De por si es un lugar incómodo a veces por los prejuicios de los otros. Una suele ser la pregunta inquisitiva, la que pone alfileres en los asientos comodos de la rutina...a veces eso molesta...POr eso ya desde ahi, elegir ese lugar es lo suficiente valiente y trabajoso...aun mas el trabajo de cuestionarse y ademas intentar generar cambios, miradas nuevas, toma de decisiones...Monumental...Yo se que se puede!! Creo en el cambio. Lo que sucede que es lento y nos supera como humanos...porque lo que es en la historia de la educación 50 años, para una es la vida...que pasó...pero vale la pena tambien porque uno sabe que mientras va generando la oleada, los mas cercanos como tu entorno y tu alumno te empiezan a escuchar y a pensar con vos...y a coincidir y a llevar el legado del cambio que vos empezaste. Tengo ya 23 años de docencia y tengo la oportunidad de compartir cada vez mas y con mas gente ( viva internet)parte de lo que vos comentas y me llaman para expresar mis ideas y seguir "capacitando" en talleres de formacion y esto me hace creer cada dia un poco mas que sí es posible. Les cuento que esta ultima vez me convocan un grupo de politicos que pronto van a asumir sus cargos!!
    Para terminar les comento que ultimante me desenvuelvo como "integradora" como me dicen los demas y aunque justo estoy donde no quiero estar porque creo en la inclusión ( que es un paradigma superador) y aun mas en lo que vos explicas me parecio que era importante generar el cambio desde alli, desde adentro desde lo que no quiero que se nombre asi...entonces cuando me dicen la " integradora" les digo que si bien es mas largo, las palabras pesan y dicen y que lo correcto para mi es decir profesora de apoyo a la integracion escolar y entonces empiezan las preguntas , las charlas, las discusiones, los pedidos de mas bibliografia...y asi empieza la oleada de reflexion...Quiero en este pequeño y valioso espacio rendir un homenaje a mi Profesora Mabel Cingolani, ex rectora del Instituto Cabred, que ya no esta en cuerpo con nosotras pero si en alma y por sus enseñanzas vive aun y me inspira...siempre la escucho cuando me dicen " la integradora" es su eco desde el aula: Por qué integradora? si la integradora es ella ud. ( la maestra) que sería ?? la desintegradora?? Y, A VECES SI!! La idea es la que enuncia Andrea: todos somos diferentes y todos necesitamos que se nos enseñe teniendo en cuenta esa hermosa y perfecta diversidad. Es mas dificil, si. Es mas trabajo, si. Pero es aprendizaje. Si no solo se una clase, y no se enseña, y no se aprende. BUeno, hay mucho mas para charlar. Les sugiero lecturas de Skliar, Carlos: Agudisimo!! y de alli tomo lo siguiente para cerrar mi comentario...De Borges: "Quiero repartir una de mis ignorancias a los demás; quiero publicar una muy volvedora indecisión de mi pensamiento, a ver si algun dubitador me ayuda a dudarla y si su media luz compartida se vuelve luz". Cariños y ánimo para cada uno!
    Maria Gabriela

    ResponderEliminar